Recent Posts

21 may. 2008

Evangelio Segun San Marcos 9,30-37

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos iban caminando por Galilea, pero Él no quería que se supiera. Iba enseñando a sus discípulos. Les decía: «El Hijo del hombre será entregado en manos de los hombres; le matarán y a los tres días de haber muerto resucitará».

Pero ellos no entendían lo que les decía y temían preguntarle. Llegaron a Cafarnaúm, y una vez en casa, les preguntaba: «¿De qué discutíais por el camino?». Ellos callaron, pues por el camino habían discutido entre sí quién era el mayor. Entonces se sentó, llamó a los Doce, y les dijo: «Si uno quiere ser el primero, sea el último de todos y el servidor de todos».

(Reflexionando estas palabras : Cómo nos conviene, Señor, pasar desapercibidos, quedar en segundo plano, no llamar la atención, dedicarnos a servir a los demás sin bombo ni platillo, ocupar los últimos lugares y hallar en el silencio nuestro habitat natural... ¡Enséñanos, Madre, que en el Cielo eres la primera, porque aquí fuiste la última! )

Y tomando un niño, le puso en medio de ellos, le estrechó entre sus brazos y les dijo: «El que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe; y el que me reciba a mí, no me recibe a mí sino a Aquel que me ha enviado».

(Dios aprecia la sencillez, la nobleza, la pureza de corazón de los niños, diría que se entretiene amorosamente contemplándolos, porque reflejan todo aquello que Él ama inmensamente. Busquemos ser como ellos para que también el Altísimo ponga Su Mirada en nosotros y permanezca siempre en nuestros corazones)

0 comentarios: