Recent Posts

This is default featured slide 1 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 2 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 3 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 4 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 5 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

7 ago. 2008

Ustedes son la sal de la tierra y la Luz del mundo

Esto fue lo que dijo Juan Pablo II a los jóvenes del mundo en Colombia y hoy más que nunca estas palabras vuelven a tomar vida !!Queridos jóvenes del mundo: Os saludo con las palabras que Jesús dirigió a la multitud en el Sermón de la Montaña. También vosotros sois multitud, una multitud inmensa de discípulos de Jesús a los que el Papa dirige con afecto y con gran confianza su saludo de paz. ¡Sed la sal de la tierra! ¡Sed lo luz del mundo! De esta tierra de Colombia; de este mundo latinoamericano al que pertenecéis. Contemplando esta inmensa juventud el Papa quisiera fijar la mirada en cada uno de vosotros, dirigiros la palabra a cada uno en particular, porque a todos y cada uno de vosotros os ama Dios inmensamente y espera la respuesta personal e irrepetible que brota de vuestro corazón generoso. Por ser discípulos de Jesús y por ser jóvenes sois el futuro de la Iglesia, una promesa para el mundo entero. Sois discípulos de Jesús, cristianos unidos vitalmente a El por la fe viva y por la gracia del bautismo, por la coherencia de un comportamiento evangélico. Nadie puede llamarse discípulo de Jesús si no escucha sus palabras, si no sigue sus pasos. Sólo de este modo seréis sal de la tierra y luz del mundo. Sólo así podréis ser de verdad jóvenes, con la perenne juventud del Evangelio.

Gracias Padre bueno

Gracias Padre bueno, gracias Señor Jesús, gracias Espíritu de amor , Mi dulce Señor, no encuentro palabras para expresar mi gratitud porque día a día me muestras tu misericordia y tu bondad, quien soy yo para que derrames tantas bendiciones en mi vida, tan solo soy un hijo de Adán, uno mas que apenas intenta vivir en tus preceptos. Gracias porque es grande tu amor, y no te dejas ganar en generosidad. Si yo me atrevo a darte un poco de mi tiempo, tu me retribuyes con bendiciones, Bendiciones que son invaluables para mi Gracias por el don de la salud que me has devuelto y junto con ello la paz del corazón Gracias por el trabajo, por la amistad, y por estar cerca de mi a cada instante. No me dejes nunca de tu mano sin ti no sabría a donde ir ya se hace de noche Señor quédate en mi casa... Quédate en mi corazón.