Recent Posts

20 nov. 2008

Camino de Santidad

Dios camina siempre en la plenitud de la luz, no existe ningún aspecto en Sus palabras o en Sus acciones en las cuales no manifieste por completo su santidad. Es difícil comprender que parte del deseo de Dios para nosotros es que aprendamos y disfrutemos caminar en la misma santidad que lo rodea. Dijo Jesús “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto” Mateo 5.48. El creer que esta invitación es ajena a nosotros se debe en parte a que en nuestra naturaleza existe el pensamiento que nuestra condición humana nos separa de Dios, es importante notar que si Jesús hizo esta afirmación por medio del relato de Mateo, es por que el mismo nos da la capacidad de poder lograrla. Ciertamente el hecho de pensar que la santidad es algo inalcanzable es por el mismo concepto que tenemos de ella. Caminar en santidad no es cumplir un conjunto de reglas que opriman nuestros corazones, es vivir una vida en constante transformación y acercamiento a El. Dios nos llama a caminar en santidad por que es la forma en que nuestros corazones serán liberados para conocerle y experimentar la rectitud, paz y el gozo de vivir en su palabra. Dios nos ha dado la capacidad de vivir en intimidad con El pero es necesario que personalmente vivamos en santidad para disfrutar de esta intimidad. “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, por que ellos serán saciados”. Mateo 5.6 Dios desea que maduremos en obediencia a Su palabra de acuerdo a Su luz y que no resistamos que el Espíritu Santo entre en todas las áreas de nuestra vida como en nuestra familia, tiempo, dinero, deseos, relaciones, etc. La madurez espiritual es algo que esta al alcance de todo creyente haciendo decisiones de calidad que día a día nos acerquen más a la santidad a la que Dios nos invita. Dios desea que nuestro amor voluntario hacia El nos lleve a tomar decisiones que manifiesten nuestro deseo de caminar con El en la luz. Nuestra madurez en Dios se solidificará diariamente cada vez que tomamos la decisión de continuar caminando de acuerdo a su palabra. Al buscar la santidad una y otra vez mostramos que nuestro amor es genuino y no solamente el producto de una emoción pasajera. “Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna” Santiago 1.4. Cuando fallamos y pecamos en cualquier área, podemos arrepentirnos y caminar en Su luz de nuevo, sabiendo que el Señor se goza en nuestro arrepentimiento y en el proceso de madurez que tenemos. Cada vez que escogemos voluntariamente caminar en la luz de Dios, estamos dando pasos en su camino de rectitud y justicia en la cual de seguro se goza como un padre enseña a su hijo a caminar. Es motivante para nuestro espíritu saber que tenemos un Dios que desea y se goza en caminar a nuestro lado en santidad.

0 comentarios: